Propósitos saludables para el 2019 que SI se pueden cumplir

Hola 2019

Se acabó el 2018, para mí, tanto en el terreno personal como profesional ha sido un año de cambios unos más positivos y otros menos. Y es que, he vivido situaciones imprevistas que han hecho que sea un año especial, ¿Y para ti, como ha sido tú 2018?

Es posible que el 2018 no termine tal y como nos hubiese gustado, ¡¡pero que no decaiga el ánimo!! Ya que el cambio de año es un buen momento de reflexión, de hacer balance, para poder proyectar nuestro futuro y delimitar lo que queremos y lo que no en nuestras vidas.

Así que, para el 2019, sólo pido ESTABILIDAD, poder mantener nuestra salud, nuestro trabajo y nuestro entorno.

Para ello te propongo 10 propósitos saludables para que puedas decir año nuevo, nueva YO.

  1. Convertir tus propósitos en metas

Y para poder cumplir tus propósitos, la forma más sencilla de cumplirlos es convirtiéndolos en metas. Metas sencillas, que acaben convirtiéndose en hábitos. Como, por ejemplo, empieza caminando todos los días media hora.

  1. Escuchar a tu cuerpo

Como en la vida, es importante escuchar para poder aprender, así que escucha tu cuerpo.  Escucha las señales que envía tu cuerpo, ya que cuando nuestro cuerpo nos está pidiendo un respiro, toma un breve descanso, ya que no debemos superar los límites de nuestro cuerpo.

  1. Cocinar más en casa

No es necesario que seamos unos chefs en la cocina para comer de forma saludable. Pero, comer comida casera no sólo nos permite ahorrar, sino también tener mayor control tanto de las cantidades como de los productos utilizados. Comer en casa o el tupper de casa con alimentos cocinados al vapor o al horno hará que tengamos una alimentación mucho más saludable.

  1. Hidratarse

Hidratarse es importante, evita retenciones de líquidos, hará que nuestro intestino circule mejor, así que tomar 8 vasos de agua al día no tiene por qué convertirse un infierno, sino en una meta. Además, entre las variables al agua siempre podemos echar mano del té verde. Por otro lado, es importante optar por alimentos ricos en agua como las hortalizas y las frutas.

  1. Planificar tu compra

Comprar de forma responsable es primer paso hacia una alimentación saludable y equilibrada. Por ello, no vayas comprar con hambre y llévate una lista para evitar tentaciones poco saludables. Para la lista de la compra yo utilizo una app que me funciona muy bien, porque quienes me conocen, saben que soy un desastre para saber lo que tengo que comprar cuando llego al mercado. ¡Yo utilizo Bring!  Bring para android  y Bring para apple.

  1. Comprar productos frescos

Opta por productos frescos, ecológicos y de proximidad, denominados también de km 0. Porque serán más saludables, además de que le hacemos un favor nuestros vecinos y al medioambiente.

  1. Tomar grasas saludables

Tomar grasas no tiene por qué ser sinónimo de unhealthy. Las grasas han sido demonizadas, pero son vitales para nuestro cuerpo, ya que es uno de los macronutrientes (junto con los carbohidratos y las proteínas) y necesitamos consumirlas para un correcto funcionamiento del organismo. Una dieta rica en grasas saludables incluye: aguacate, frutos secos, semillas, aceitunas, pescado azul y huevos.

  1. Hacer ejercicio

Hacer ejercicio diariamente más de 30 minutos, no solo es beneficioso para tu cuerpo sino también lo es para tu mente. Mejorar nuestra condición física, hará que ejercitemos nuestra voluntad, y a su vez, rebajaremos nuestro nivel de estrés.

  1. Hacer 5 comidas al día

Horarios complicados, el estrés y las prisas provocan desordenes en la comida. Realizar 5 comidas al día es vital para una buena salud. Y es que, no retenemos tan fácilmente las grasas porque nuestro cuerpo activará la llamada “fase de emergencia” por falta de comida. Además, la sensación de hambre disminuirá, eliminando así, la posibilidad de picotear. Y, por último, comer cantidades pequeñas varias veces al día hará que tengamos digestiones más fáciles y suaves.

  1. Dormir más y mejor

Para conseguir dormir bien necesitamos organizar nuestro sueño, es decir, ir a dormir siempre a la misma hora, despertarse a la misma hora, hacer ejercicios diariamente y no utilizar la cama para nada más que no sea dormir y tener relaciones sexuales. ¡Ah! Y lo más importante, decir adiós al tabaco, a la cafeína y al alcohol.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!
Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook y Instagram.
Si tienes otra duda, ¡no dudes en preguntarnos!

2018-12-31T10:04:59+00:00

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies