¿Carabela portuguesa o medusa? Consejo: si te pica, no te rasques!

La nueva criatura que ha desatado el pánico en las playas este verano (al menos en el mar Mediterráneo).La carabela portuguesa.  En realidad, esta criaturilla NO es una medusa, sino un conjunto de organismos que desempeñan varias funciones dentro del mismo.

Esta ” falsa medusa” es fácil de reconocer en el mar por su flotador de color púrpura intenso y sus largos tentáculos. Su nombre técnico es Physalia physalis, un nombre que bien poco nos dice sino especificamos que se trata de la popular de las playas este verano, la carabera portuguesa. Este acreditado nombre, alude a las carabelas del siglo XV inventadas por los portugueses. La porción que flota se denomina neumatóforo y sus tentáculos, dactilozoides. Estos pueden llegar a medir hasta 50 metros y en de ellos pueden salir más de diez tipos de venenos, con los cuales cazan a pequeños peces y moluscos, así como, cumplen su función defensiva frente a sus depredadores.

Veneno de la carabela portuguesa

El veneno de este organismo no se considera mortal, pero cierto es, que puede causar graves lesiones. La carabela portuguesa posee en cada centímetro cuadrado de sus tentáculos, más de un millón de células urticantes. El veneno se segrega de una manera espontánea y como hemos nombrado, no se considera mortal.Pero sí, es posible que puede afectar a niños pequeños y personas alérgicas al veneno, pudiendo llegar a causar, paro cardíaco. Otros síntomas comunes son: vómitos, náuseas, fiebre y dolor intenso en la zona de la picadura.

¿Cómo evitar la picadura de la carabela portuguesa?

Ante todo, no subestimes la situación. Si hay prohibición de bañarse porque se ha presenciado a dichos organismos, respeta las normas. Mala hierba nunca muere, por tanto, tampoco te acerques a la orilla. Aunque permanezcan varadas en la orilla de la playa, cualquier contacto con sus tentáculos puede resultar peligroso.

¿Qué hacer si te pica una carabela portuguesa?

  1. ¡No rasques ni frotes! Es importante no rascar ni frotar la zona afectada, ni siquiera con una toalla o con arena. Esto no hará más que activar las sustancias toxicas por efecto de la presión.
  2. Lavar cuidadosamente con agua salada o suero fisiológico la zona afectada.

  3. Es muy importante saber que NO SE DEBE APLICAR AGUA DULCE. Pues la diferencia de presión osmótica puede hacer que se rompan más células urticantes aumentando así el picor y el dolor. Tampoco es recomendable aplicar amoniaco, orina o vinagre.
  4. Retirar los tentáculos. Esta operación no se debe realizar directamente con las manos. Para ello utilizaremos alguna prenda a modo de guante, unas pinzas o una tarjeta de plástico.
  5. Para aliviar el dolor causado por las toxinas, aplicaremos hielo sobre la zona. Eso si, siempre evitando el contacto directo del hielo con la piel afectada con una prenda ya que el hielo puede quemar la piel y además esta compuesto por agua dulce..
  6. Si te pica dentro del agua, sal INMEDIATAMENTE del agua. Principalmente porque si no te ha picado ninguna nunca, no sabes si eres alérgico a las toxinas que contiene la carabela portuguesa.

Consejos frente a la picadura de la carabela portuguesa

  • Tras la picadura si es dolor es muy intenso podemos tomar alguna analgésico, no dudéis en preguntar a vuestro farmacéutic@ de confianza.
  • Así mismo, para el picor de forma tópica, se suelen recomendar corticoides tópicos, pero recordemos que estos son perjudiciales si hay exposición solar y deben evitarse.
  • Podríamos tomar un antihistamínico vía oral. En este caso, es importante que acudáis al médico o al farmaceutic@ para valorar cual es el más adecuado para vosotr@s. Los antihistamínicos pueden tener efectos secundarios que pueden afectar tanto a la medicación que tomemos de forma habitual como a nuestro estilo de vida.
  • Los días posteriores a la picadura, evita la exposición de la herida a la luz solar, a pesar de que utilices protección solar alta.
  • Si el estado de la persona empeora progresivamente, deberá acudir al centro médico más cercano.
  • Si presencias alguna carabela portuguesa, no dudes en avisar a los socorristas, si la playa está vigilada. O al 112. La mejor precaución para evitar la picadura es permanecer fuera del agua.
  • Recuerda, es importante tomar precauciones al respecto, así que, jugar en la orilla de la playa tampoco es una buena idea. Porque si hay presencia de carabela portuguesa, las olas pueden romper los tentáculos y los trozos flotantes siguen permaneciendo activos.
  • Por último, las personas que hayan tenido contacto previo, pueden estar sensibilizadas y una segunda picadura puede producir una reacción más severa. Deberán tener especial cuidado las personas con un historial de alergias, así como las personas con problemas cardíacos, y se debe extremar la vigilancia a los niños pequeños.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!
Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook y Instagram.
Si tienes otra duda, ¡no dudes en preguntarnos!

2018-11-08T11:49:25+00:00

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies